Artículos

Lecciones aprendidas:
En Brasil y la región, los hechos demuestran que hay vida después de Nasdaq

Por Kevin McDonald

Comparado con las expectativas que generaba dos años atrás, el negocio de internet en Brasil puede parecer a primera vista un fracaso comercial. Docenas de pontocoms han cerrado y las pérdidas han sido cuantiosas. Muchas de las compañias sobrevivientes todavía no generan ganancias y están tratando de recaudar diner para no morir. La nueva economía no está reemplazando a la vieja. De hecho, empresas de la nueva economía están adaptándose a internet.

¿Quiere decir esto que todas las nuevas empresas de internet son un fracaso? ¿Que no valió la pena crearlas? En absoluto. Muchas de ellas fueron exitosas: generaron empleos, ganancias para los empresarios que las crearon, y un excelente retorno para los inversionistas. Igualmente importante, derrribaron grandes mitos respecto a invertir en Brasil y otros países latinoamericanos.

Mito # 1 : No hay oportunidades de salida confiables para los inversionistas

Por años, los inversionistas de private equity han eludido Brasil, porque no había mercado para vender una compañía local. Bovespa no es para empresas pequeñas y Nasdaq es demasiado selectivo para la mayoría de las empresas extranjeras. Así, la mayor parte de los inversionistas de private equity se mantuvieron alejados de Brasil, no obstante el tamaño de la economía y sus abundantes recursos naturales.

Las compañías de internet han demostrado que esa premisa es cosa del pasado. Nuestra firma, McDonald Lehner, ha vendido 12 compañías de internet brasileñas en los últimos dos años. Muchos, pero no todos los compradores -PSINet, IFX, StarMedia, Vesper, por ejemplo-, han sido empresas extranjeras que querían establecer su presencia en Brasil. Muchas otras transacciones -incluyendo las de Mandic (Impsat y después El Sitio), Zaz (Telefónica), Matrix (Primus), Netstream (AT&T) y Zip.Net (Portugal Telecom)- demostraron que había buenas oportunidades de salida para buenas compañías.

Esta tendencia continuará, aunque Nasdaq haya perdido la mitad de su valor el año pasado y que muchos compradores potenciales de empresas brasileñas no tienen suficiente efectivo o acciones para una adquisición. Hay nuevos compradores potenciales que están tomando el lugar de los que llegaron primero. En febrero de 2001 fuimos testigos de la venta de Zip.Net a UOL.

Y quedan algunas joyas disponibles. Por ejemplo:

  • - Iconet, un innovador proveedor de internet (ISP) para empresas, en São José dos Campos.
  • - BRBusca, un notable buscador, en Belo Horizonte.
  • - Importantes dominios, como shopping.com.br y mall.com.br.

Mito # 2 : La consolidación no funciona en Brasil

Muchas empresas exitosas han sido creadas en EE.UU. a través de adquisiciones. Pero los inversionistas temen que este proceso no funcione en Brasil, donde las fusiones son poco frecuentes, las diferencias culturales y regionales dificultan la integración del personal, y las distancias físicas no son superadas fácilmente. Ejemplos de este argumento son las dificultades de PSINet e IFX cuando integraron los ISP que habían comprado.

La verdad es que PSINet e IFX necesitaban más capital del que podían recaudar. Fueron víctimas de la caída de Nasdaq, no la causa del crash. Y sus ejecutivos no fueron responsables de la falta de un financiamiento adecuado. Afortunadamente, ninguna de estas compañías ha sucumbido en Brasil, a pesar de su necesidad de más financiamiento. Recientemente, PSINet vendió Inter.net, que representaba buena parte de su actividad en Brasil. Ahora, Inter.net, manejada por Clovis Lacerda, puede completar la integración y reanudar las inversiones iniciadas antes de la caída de Nasdaq. Mientras tanto, IFX, encabezada en Brasil por John Weimer, también está trabajando duramente para mejorar sus operaciones, pese a las limitaciones de capital.

Una consolidación más fácil fue la de Terra, que compró Zaz y docenas de pequeños ISP. Los integró exitosamente y se ha convertido en un líder del mercado. Significativamente, Terra tenía abundante capital para lograrlo.

Hay otras oportunidades de consolidación en internet hoy en día. Un ejemplo es el desarrollo de aplicaciones inalámbricas para internet. En Belo Horizonte, TakeNET tiene a 20 programadores escribiendo códigos para ampliar los servicios de internet de los operadores celulares, operadores de transmisión inalámbrica de datos y también corporaciones que necesitan estar en contacto con una fuerza de trabajo móvil. Unas pocas compañías similares, en otras regiones del país, combinadas con TakeNET, conformarían un poderosa entidad y un objetivo de adquisición irresistible para una empresa mayor.

Mito # 3: Es necesario construir un negocio a escala panregional

Muchos inversionistas de private equity insisten en establecer una compañía panregional o, al menos, que cubra el Mercosur, porque lo consideran necesario para atraer a alguien en comprarla

Este requerimiento es caro, difícil e innecesario. Varias firmas -UOL, por ejemplo- han tratado de cubrir toda la región, sólo para cambiar de planes tras haber aprendido la lección a la mala. Otras compañías -StarMedia y AOL, entre ellas- todavía lo intentan, pero siguen enfrentando un gran desafío pese al tiempo y dinero ya invertido.

Sucede que Brasil es un mercado suficientemente rico para albergar grandes compañías, y que tanto compradores estratégicos como financieros pagarán un alto precio por una compañía fuerte en este solo país.

Mito # 4: Brasil está a la zaga de EE.UU. y no puede producir puntocoms exitosas

Este punto de vista ha llevado a algunos inversionistas a buscar altos retornos en negocios poco tecnificados y evitar internet. Gran equivocación. Hay negocios que necesitan servicios locales y son mejor atendidos por empresas locales. Hemos visto muchas puntocoms locales surgir y ser vendidas por un precio atractivo. Y muchas otras vendrán pronto.

Hoy en día Brasil tiene una variedad de compañías tecnológicas domésticas, incluyendo proveedores de servicios de primer milla (Alta), compañías que albergan sitios web (ComDominio), firmas de desarrollo web (BHTec), integradores de sistemas (Saga), algunos ASP e incluso sitios de comercio electrónico para consumidores (ikids, que vende juguetes de alta calidad). Estas compañías serán eventualmente adquiridas por otras más grandes y a un buen precio. Los empresarios brasileños en algunos casos están sólo a horas detrás de sus colegas extranjeros en términos de tecnología; leen los mismos newsletters, asisten a las mismas conferencias y se abastecen con los mismos proveedores.

Mito # 5: Los gerentes brasileños necesitan un MBA de Harvard para ser confiables

Muchos inversionistas interesados en el mercado brasileño eligen invertir sólo con empresarios locales que tienen un MBA extranjero o que han trabajado con una multinacional durante 10 años. Dicen que las credenciales institucionales son indicadores esenciales de aptitud, compromiso y capacidad. En consecuencia, han rechazado algunos buenos proyectos que después demostraron ser exitosos.

Uno de nuestros antiguos clientes fue una empresa fundada y manejada por tres graduados de secundaria. A los inversionistas les preocupaba que ninguno de los tres tuviera un MBA o una carrera con IBM. Pero la hoja de vida de los tres era asombrosa. Habían creado uno de los ISP más grandes en la tercera ciudad más grande del mundo (São Paulo). Terminaron vendiendo la compañía a un comprador estratégico extranjero que apreció sus logros y, por lo tanto, su talento. Los tres han formado recientemente una nueva compañía llamada WebForce, una firma de inversiones y consultoría, y les ha resultado mucho más fácil recaudar capital en esta ocasión.

Afortunadamente, hay muchos empresarios brasileños que han construido compañías valiosas y las han vendido a grandes compradores, ganando así credibilidad para su próximo intento de conseguir capital. Muchos de ellos servirán de recordatorio a los inversionistas de que el desempeño histórico en el trabajo es más importante que el pedigree institucional.

Éste es el campo de juego para la siguiente fase de inversiones de private equity en Brasil. Esto no es una proyección de un futuro más fácil, per sí un reconocimiento de un gran progreso en poco tiempo en términos de definir lo que funciona y lo que no. Nasdaq puede estar en los suelos, pero las oportunidades para los inversionistas de private equity en Brasil recién están comenzando.

Socios

Kevin McDonald
Kevin cuenta con más de 25 años de experiencia en banco de inversión, consultoría, privado equity, y negocios internacionales.
Michael Lehner
Michael ha trabajado en el campo de la alta tecnología durante 30 años, como gerente de operaciones, consultor, capitalista de riesgo y banquero de inversiones.
Copyright © 2010 McDonald-Lehner. Todos los derechos reservados.